Kecárna Playlisty
Obnov stránku
Desktop verze
Horní menu
playlist

Vi el cielo abierto
y de su seno descendió
un guerrero en su blanco corcel.
Sus ojos, como fuego,
coronado de justicia
y su nombre era Verbo de Dios.
Vino venciendo y para vencer;
grande es su fuerza y valor.

Vi pasar su ejército y el ansia me embargó:
Preparaban la guerra final.
Sus Ángeles cantaban por su Rey y por su Dios.
La victoria será del León
La redención del pecado de Adán
el cielo tendrá que pagar.

"Ven y mira que el Padre
ha colmado de gracia, piedad y valor
a un ejército de Ángeles que
poderosos esperan luchar por vencer,
devolver a su pueblo la Fe,
esperanza de ver a sus hijos crecer.
¿Quién de todos los reyes podrá
igualar el poder de tu Dios?"

Vi que del vientre del mar un Dragón resurgió
y el terror se hizo dueño de mí.
Siete cabezas diez cuernos,
Basfemia por nombre y toda autoridad.
Vi a otra Bestia nacer de la tierra y hablar
como habla quién odia a su dios.
Vi al Dragón y a la Bestia unir sus coronas:
La guerra se acerca, el final.

La Bestia es quién tiene el Poder;
sus siervos: los vivos y muertos que luchan por ella.
Reyes de todas naciones que adoran al Mal,
hacen la guerra a los santos, y ante ellos están.

El Jinete habló:
"Regaremos con la sangre de
tu ejército la Tierra de mi Padre.
Yo daré a mis fieras
la carroña de tus fieles
que van a morir!"

La Bestia contestó:
"Yo no temo tus palabras
pues el Hombre a elegido
y me ha elegido a mí;
Yo les doy lo que desean
y me adoran.
Están hechos de maldad."

La guerra comienza, las espadas rugirán.
Entre gritos desgarrados al encuentro del rival.
Buscan cada uno su victoria
y el momento de atacar.
Saben que en el Valle del Dolor
acabarán sus días
con su sacrificio a su Rey coronarán.
Un baño de sangre:
La Batalla en Har-Magedon.

Text přidal paja65

Video přidal paja65

Tento web používá k poskytování služeb, personalizaci reklam a analýze návštěvnosti soubory cookie. Používáním tohoto webu s tím souhlasíte. Další informace.