Kecárna Playlisty
Obnov stránku
Desktop verze
Horní menu
playlist

Agua, aire y fuego
se funden con la tierra
anunciando el final.

Planeta errante
que ruges en los cielos
¡Ten piedad!

La oscuridad bañaba el día
y la tierra gemía sin cesar,
un trueno cayó.

La tempestad se abalanzaba
contra el Abzu,
Amenazó el Destructor.

Ya no hay ningún lugar seguro,
la hora de la verdad ha llegado.
No hay tiempo que perder
¡Buscad refugio!

El mar alzó su sombra azul.
La fe perdieron en su dios.
La Creación llegó a su fin;
¡Temblad ante el Destructor!


Desde aquí, flotando en el espacio
contemplamos a Tiamat,
¡Horrible visión!

Alrededor, oigo lamentos de mi gente
arrepentida de su decisión.

[NOTA DEL CORRECTOR: Si cabe, repetir puente y estribillo]

Yo, ya os lo advertí;
Jamás debisteis de cruzar la línea que
os separa de la dulce tentación.

Sí, humanos lo merecéis;
Desprecio y odio es poco lo que siento en mí.
No os echeís atrás hermanos por favor.

No temáis; ¡Mirad el fin!

Nuestra gente murió,
el Sol se apagó.
La lluvia feroz
me estremeció,
y ví el horror,
el Armagedón.

Contemplan sin más
con su mezquindad,
la muerte, el dolor
de su creación.
No ven más allá,
nos guardan rencor.

No saben que aquí
hay un luchador;
Su vida dará
por la Humanidad.

El camino del hombre está escrito.

Y sólo un dios
pudo comprender
nuestra situación.
Nos quiso ayudar,
se sacrificó.

El camino del hombre está escrito
y perdurará...

Porque hoy, hoy cambiará
el destino de la Humanidad.
¡Un mundo más justo!
Y no, no volverán
a robarnos la libertad.
¡Seguiremos juntos!

¡Lucharemos hasta el fin!

Satisfacción, gloria.
No queda nadie ya.
Pero que es lo que mis ojos ven,
no puedo creer que aun haya alguien vivo y
¿Cómo ha podido ocurrir?
Me huele a traición;
esta vez no perdonaré.

Por favor vuelve a confiar
en la Humanidad, otra vez.
Ese hombre de allí, de tu sangre es.
¡Nuestro trabajo acaba aquí!

Sonríe el Sol
deslumbrando a Tiamat,
despierta a las montañas
con su resplandor.
La brisa en la mañana silba una canción
que anuncia un nuevo día de libertad.

Alzad la vista
y en la cima lo veréis;
al hombre que la esperanza
nunca perdió.
Nuestro legado ahora le pertenece a él.
Se cierra un ciclo y todo vuelve a empezar.

Hermano a mis brazos ven,
todo ya pasó.

Al fin comprendí que en mí también
hay un corazón.

Él es quien da
sentido a lo que hemos de hacer
sus hijos vivirán siempre en paz.

Yo os libero
y otorgo el Poder.

¡Recordaremos por siempre a la Humanidad!

Text přidal paja65

Video přidal paja65

Tento web používá k poskytování služeb, personalizaci reklam a analýze návštěvnosti soubory cookie. Používáním tohoto webu s tím souhlasíte. Další informace.